Blog

Tipos de aplicaciones móviles: ¿Cuál deberías elegir?

Tipos de aplicaciones móviles: ¿Cuál deberías elegir?

En el mundo del desarrollo de las aplicaciones móviles, frecuentemente puedes escuchar términos como aplicaciones nativas o aplicaciones web, e incluso aplicaciones híbridas.

¿Cuál es la diferencia?

Aplicaciones Nativas

Las aplicaciones nativas viven en el dispositivo y son accedidas a través de íconos en la pantalla principal o en el menú de aplicaciones. Las aplicaciones nativas son instaladas a través de la tienda de aplicaciones (Google Play o la App Store).

Son desarrolladas específicamente para una plataforma, y pueden tomar completa ventaja de las capacidades de un dispositivo (pueden usar la cámara, el GPS, acelerómetro, la brújula, la lista de contactos, y muchas cosas más).

También pueden incorporar gestos (movimientos específicos en la pantalla que generan una determinada acción en la aplicación).

Además, las aplicaciones nativas pueden utilizar el sistema de notificaciones del dispositivo y pueden funcionar sin conexión a internet.

Aplicaciones Web

Las aplicaciones web realmente son sitios web que, en muchas maneras, se ven y se sienten como aplicaciones nativas, pero no son implementadas como tales. Son ejecutadas a través de un navegador y son escritas comúnmente en HTML5.

Los usuarios las acceden de la misma forma que accederían una página web: navegan hacia una URL especial y tienen la posibilidad de agregarlas a su pantalla principal al crear un acceso directo hacia la página.

Las aplicaciones web se popularizaron cuando HTML5 fue lanzado. Los desarrolladores web pensaron que podían obtener la funcionalidad de una aplicación nativa desde el navegador web de los dispositivos móviles. Hoy en día, debido a que más y más sitios utilizan HTML5, la distinción entre las aplicaciones web y las páginas web se vuelve más confusa.

Aplicaciones híbridas

Las aplicaciones híbridas son una combinación de aplicación nativa y aplicación web. Y, debido a eso, muchas personas las denominan aplicaciones web de forma errónea.

Así como en las aplicaciones nativas,  las aplicaciones híbridas se descargan desde la tienda de aplicaciones y pueden tomar ventaja de muchas de las capacidades del dispositivo móvil en el que están instaladas.

También, así como en las aplicaciones web, las aplicaciones híbridas dependen de que el HTML sea leído por un navegador web, pero con la diferencia de que el navegador está insertado dentro de la aplicación.

Frecuentemente, las compañías construyen aplicaciones híbridas como una envoltura de un sitio web existente. De esta manera, tienen la esperanza de tener presencia en la tienda de aplicaciones, sin invertir un esfuerzo significativo en desarrollar una aplicación diferente.

Las aplicaciones híbridas también son populares debido a que permiten desarrollo multiplataforma y eso reduce de forma significativa los costos de desarrollo. ¿Cómo se logra esto? El mismo código HTML puede reutilizarse en los distintos sistemas operativos móviles.

Nativa, Web, o Híbrida: ¿Cuál deberías elegir?

Cada uno de estos tipos de aplicaciones móviles tiene sus ventajas y desventajas. Vamos a resumirlas.

  • Capacidades del teléfono: Aunque las aplicaciones web pueden tomar ventaja de algunas características del dispositivo, las aplicaciones nativas (y los componentes nativos de las aplicaciones híbridas) tienen completo acceso a las capacidades específicas del dispositivo, incluyendo GPS, cámara, gestos y notificaciones.
  • Funcionamiento sin conexión: Una aplicación nativa es mejor si tu aplicación debe funcionar cuando no hay conexión a Internet. La memoria temporal del navegador se puede utilizar con HTML5 (para las aplicaciones web), pero es bastante limitada en comparación con lo que puedes conseguir con una aplicación nativa.
  • Posibilidad de ser descubiertas: Las aplicaciones web ganan el premio en este aspecto. El contenido es mucho más fácil de descubrir en una aplicación web. Cuando las personas tienen una pregunta o una necesidad informativa, se dirigen rápidamente a un motor de búsqueda, introducen un término, y escogen una página entre los resultados. No van a una tienda de aplicaciones, buscan una aplicación, la descargan, y luego tratan de encontrar la respuesta dentro de la aplicación. Y aunque hay aficionados a las aplicaciones móviles que pueden buscar constantemente aplicaciones, lo más normal es que una persona promedio sólo descargue aplicaciones cuando las necesite.
  • Velocidad: Las aplicaciones nativas ganan la competencia de velocidad. En 2012, Mark Zuckerberg declaró que el error más grande de Facebook fue apostar en hacer su sitio web más accesible para los navegadores móviles en lugar de desarrollar una aplicación nativa. Hasta ése momento, la aplicación de Facebook había sido una aplicación híbrida con un núcleo de HTML. En 2012 fue reemplazada por una aplicación totalmente nativa.
  • Instalación: Instalar una aplicación nativa o una híbrida puede ser toda una aventura para algunos usuarios. Necesitan estar realmente motivados para justificar el esfuerzo. Instalar una aplicación web implica únicamente crear un acceso directo en la pantalla principal (o accederlo desde el navegador). Y aunque este proceso es notablemente simple en comparación con descargar una aplicación de la tienda, es menos familiar para los usuarios, ya que la gente no utiliza los accesos directos tan frecuentemente en los dispositivos móviles.
  • Mantenimiento: Dar mantenimiento a una aplicación nativa puede ser complicado no sólo para usuarios, sino también para los desarrolladores (especialmente si tienen que lidiar con múltiples versiones de la misma aplicación en plataformas diferentes): Los cambios tienen que ser empacados en una nueva versión y subidos a la tienda de aplicaciones. Por otra parte, mantener una aplicación web o una aplicación híbrida es tan simple como mantener una página web, puede realizarse tan seguido como sea necesario.
  • Independencia de plataformas: Mientras que diferentes navegadores pueden soportar diferentes versiones de HTML5, si la independencia de plataforma es importante, definitivamente tienes una mayor posibilidad de conseguirlo con aplicaciones web y aplicaciones híbridas.
  • Restricciones de contenido, proceso de aprobación y cargos: Lidiar con terceros que imponen reglas en tu contenido y diseño puede ser costoso en términos de tiempo y dinero. Las aplicaciones nativas e híbridas deben pasar por un proceso de aprobación y restricciones de contenido impuestas por las tiendas de aplicaciones, mientras que las aplicaciones web son libres de todo. No es una sorpresa que las primeras aplicaciones web vinieron de empresas como Playboy, que querían escapar de la censura de contenido de Apple.
  • Costos de desarrollo: Es notablemente más barato desarrollar aplicaciones híbridas y web, debido a que requiere habilidades de desarrollo web menos complicadas. La mayoría de los clientes piensan que implementar una aplicación totalmente nativa es mucho más costoso, ya que requiere de talento más especializado.
  • Interfaz del usuario: Si una de tus prioridades es proporcionar una experiencia del usuario consistente con el sistema operativo y con la mayoría de las otras aplicaciones disponibles en la plataforma, entonces las aplicaciones nativas son tu mejor opción. Eso no quiere decir que no se pueda proporcionar una buena experiencia del usuario con una aplicación híbrida o web (sólo significa que lo gráfico y visual no será exactamente lo mismo a lo que los usuarios están acostumbrados dentro de su teléfono).

En resumen: Las aplicaciones nativas, las aplicaciones híbridas, o aplicaciones web son formas diferentes de resolver las necesidades del usuario móvil. No existe un mejor tipo de aplicación que otro. Cada una tiene sus ventajas y desventajas. La elección de una por encima de la otra depende de las necesidades específicas de una compañía.