Blog

Porqué tus empleados no usarán tu app y qué hacer para corregirlo

Porqué tus empleados no usarán tu app y qué hacer para corregirlo

“Las aplicaciones no funcionarán para nosotros”, dijo el jefe de ventas de una marca importante durante una conversación en una conferencia sobre dispositivos móviles.

Él explica que han invertido un año y mucho dinero desarrollando una aplicación móvil para su equipo de ventas que nadie utilizó al final.

Desafortunadamente, esto NO es poco común. La mayoría de los proyectos de desarrollo de apps personalizados fallan. De acuerdo a Forrester, 64% de los empleados rara vez utilizan software empresarial debido a que están hechos con mal enfoque en la EXPERIENCIA DEL USUARIO (UX).

Así es como sucede usualmente

El jefe de ventas asigna a uno de sus empleados como el jefe del proyecto para trabajar con el departamento de IT para definir y proponer una aplicación móvil que incrementará la productividad del equipo de ventas.

El encargado del proyecto recopila las especificaciones que desea que tenga la aplicación basándose en el uso actual que tienen de computadoras y funcionalidades adicionales disponibles a través de los dispositivos móviles. Posteriormente, el equipo de IT agrega a esta recopilación algunas especificaciones de seguridad y otras funcionalidades que considera serán importantes.

Algunas compañías grandes buscan desarrolladores internos que quieran aprender a desarrollar aplicaciones móviles y les permiten desarrollar el proyecto a ellos. En otras compañías, prefieren contratar a un proveedor de servicios de desarrollo de apps.

Después de cierto tiempo de presentaciones y negociaciones para elegir al desarrollador de apps más idóneo, se hace una elección basada en el costo, entendimiento del proyecto y experiencia previa o referencias.

El proveedor de servicios o equipo de desarrollo interno comienza a diseñar la aplicación con la aprobación del encargado del proyecto antes de comenzar con el desarrollo.

Pasados 3-4 meses, la aplicación es lanzada después de algunos retrasos por malos entendidos e integraciones técnicas. El equipo de ventas es entrenado y todos están emocionados por la tecnología móvil.

Tres meses después, el jefe de ventas solicita ver el incremento de productividad derivado del uso de la aplicación y se da cuenta que nadie está utilizando la aplicación.

¿Qué se hizo mal?

Aquí hay algunos errores clave:

  • Las especificaciones solicitadas no fueron elaboradas en base a necesidades y casos de uso reales del personal del equipo de venta.
  • El usuario final de la aplicación no estuvo involucrado durante el proceso de planeación, diseño y desarrollo de la aplicación.
  • Demasiadas especificaciones fueron solicitadas en el primer lanzamiento, lo que significó que el desarrollo tomó mucho tiempo.
  • Un miembro del equipo de ventas y el departamento de IT fueron puestos como encargados del proyecto siendo que no tenía experiencia previa en el desarrollo de aplicaciones móviles.

¿Qué deberías hacer para tener éxito?

Los pasos clave para tener éxito con las aplicaciones empresariales son:

  1. Definir los casos de uso de la aplicación y especificaciones basadas en las necesidades de usuario objetivo. Resuelve problemas por él.
  2. Prueba estos casos de uso con el usuario objetivo antes de empezar a diseñar. Pídele que te dé retroalimentación y prioriza. Utiliza esto para tomar decisiones difíciles en el proceso de planeación.
  3. Utiliza los casos de uso más importantes y crea bocetos y diseños. Prueba la experiencia del usuario con los usuarios finales de la aplicación una vez más.
  4. De ser posible, define un primer lanzamiento que no tomará mucho tiempo. Crea un plan que permitirá lanzamientos continuos y retroalimentación de los usuarios.
  5. Incluye a los usuarios finales durante el proceso de desarrollo para obtener retroalimentación. Dales un prototipo con apenas algunas especificaciones y después continua probando para seguir obteniendo retroalimentación.
  6. Una vez que se completa el primer lanzamiento, lánzalo como una aplicación piloto con un pequeño grupo de personas para obtener retroalimentación y optimizar.
  7. Por último, lanza la aplicación para todos y sigue obteniendo más retroalimentación sobre el uso, productividad y usabilidad y regresa al paso #1 para seguir incrementando y mejorando tu aplicación.

Puede parecer un proceso mucho más largo, pero puedes tener una garantía de que esto te funcionará.

Para acceder a más artículos como este visita nuestra sección de recursos gratuitos sobre desarrollo móvil.