Cuánto cuesta desarrollar una app

Tabla de contenidos

  1. Aspectos básicos
  2. Características de la aplicación.
  3. Tipos de aplicaciones.
  4. Proceso de desarrollo.
  5. Costos recurrentes.
  6. Rango de costos.

Cuando un negocio o persona desea desarrollar una aplicación móvil, una de las preguntas que tienen con más frecuencia es:

¿Pero cuánto cuesta desarrollar una app?

Obtener una respuesta precisa para esa pregunta depende de muchos factores.

Aspectos básicos

Dicho de forma simple, lo que define el costo de una aplicación móvil es el tiempo de desarrollo que se necesitará para completarla. Y lo que define el tiempo de desarrollo de una aplicación es la cantidad de características, funciones y trabajo diseño/técnico que esta llevará.

Hay ciertos aspectos básicos que deben aclararse para saber si requerirán de esfuerzo previo a la planeación y desarrollo de la aplicación.

Estos aspectos básicos son:

  • ¿Tienes una marca? En caso de no contar con una, se necesitará desarrollar una marca para la aplicación.
  • ¿Tu marca cuenta con una identidad gráfica? Una marca debe contar con su propia identidad gráfica. Es decir, los colores, formas y figuras que la identifican. De no contar con una identidad gráfica, la aplicación necesitará que se desarrollen.
  • ¿Tu marca cuenta con un dominio (suempresa.com)? Esto es como tu nombre en internet. De no ser así, ¿se requerirá de alguno?
  • ¿Tu marca cuenta con un sitio web? De no contar con sitio web, ¿se requerirá de alguno?
  • ¿Tienes un correo “@suempresa.com”? De no ser así, ¿se requerirá de alguno?
  • ¿Cuál es el problema (si existe alguno) que pretendes resolver con una aplicación?
  • ¿Para qué plataforma se necesita el desarrollo de la aplicación?

Cada uno de estos aspectos básicos, dependiendo de su respuesta, pueden incrementar el tiempo de trabajo sobre el proyecto y, como consecuencia, incrementar los costos.

Características de la aplicación

Cada una de las características que se desea que tenga la aplicación también impacta los costos de la misma.

Las características más comunes para una aplicación son:

  • Acceso utilizando cuentas de correo.
  • Acceso utilizando redes sociales.
  • Sistema de calificaciones de usuarios.
  • Integración de cámara y fotografías.
  • Integración con cámara y video.
  • Geo-Localización.
  • Mapas
  • Brújula.
  • Interfaz de usuario personalizada.
  • Pagos a través de la aplicación.
  • Sincronización a través de distintos dispositivos.
  • Perfiles de usuario.
  • Música y audio.
  • Mensajería.
  • Integración con SMS.
  • Carrito de compras.
  • Listas de tareas.
  • Búsqueda.
  • Códigos de barra.
  • Códigos QR.
  • Integración de calendario.
  • Posibilidad de compartir en las redes sociales.
  • Integración con aplicaciones de terceros.
  • Configuraciones de privacidad para usuarios.
  • Integración de bases de datos.

Asimismo, puede ser posible que se requieran características administrativas tales como:

  • Panel de control.
  • Capacidad de moderar la actividad de la aplicación.
  • Reportes de estadísticas.
  • Sistema para administrar el contenido de la aplicación.
  • Administración de pagos.
  • Administración de usuarios.
  • Sistema de tickets.
  • Sistema de retroalimentación.

Como se mencionaba con anterioridad, incluir más o menos características incrementa o disminuye el costo de la aplicación.

Tipos de aplicaciones

Otro factor que puede impactar de forma importante los costos es el tipo de aplicación que se desea desarrollar. La cantidad de trabajo necesario para desarrollar cierto tipo de aplicación difiere de uno a otro. Por eso es que impacta en los costos.

Existen tres tipos de aplicaciones móviles:

  1. Aplicaciones nativas: Estas son aplicaciones que viven en el dispositivo y son accedidas a través de íconos en la pantalla principal o en el menú de aplicaciones. Las aplicaciones nativas son instaladas a través de la tienda de aplicaciones (Google Play o App Store). Son desarrolladas específicamente para una plataforma (Android, iOS) y pueden utilizar las capacidades del dispositivo (cámara, GPS).
  2. Aplicaciones web: Las aplicaciones web realmente son sitios web que, en muchas maneras, se ven y se sienten como aplicaciones nativas, pero no son implementadas como tales. Son ejecutadas a través de un navegador y comúnmente son escritas en HTML5.
  3. Aplicaciones híbridas: Las aplicaciones híbridas son una combinación de aplicación nativa y aplicación web. Estas se deben descargar desde la tienda de aplicaciones y puede tomar ventaja de muchas capacidades del dispositivo móvil en el que están instaladas.

Hemos escrito otro artículo sobre estos tipos de aplicaciones en el que se habla sobre ellas más a detalle.

Los tipos de aplicaciones mencionados se podría decir que son tipos de aplicaciones a nivel del dispositivo.

En cambio, a nivel de funcionalidad, también podríamos decir que existen otro tipo de aplicaciones que varían en complejidad.

  • Aplicación de funcionalidad básica. Piensa en ella como una jerarquía: la pantalla principal tiene una lista de distintos temas y, al abrir uno de ellos, tienes una nueva lista con elementos los cuáles puedes abrir. Definitivamente es la más sencilla de desarrollar y diseñar y una buena opción para negocios que desean una aplicación simple que despliega información básica.
  • Aplicaciones con funcionalidad de bases de datos. Estas aplicaciones tienden a acceder contenido que está guardado en una base de datos independiente de la aplicación. Estas aplicaciones requieren de un tiempo de desarrollo más alto debido a que son más complejas. La complejidad depende de si quieres que los datos sean “nativos” (dentro de la aplicación) o “dinámicos” (en un servidor web en internet).
  • Juegos. Son las aplicaciones más complejas que pueden empezar por algo tan simple como un juego tipo PONG hasta un juego en tercera dimensión. Los juegos también pueden acceder a bases de datos e incorporar capacidades de movimiento físico.
  • Mejora o modificación del firmware o hardware del dispositivo. Estas aplicaciones toman ciertas funciones del teléfono como la alarma, cámara o flash, y lo mejoran.
  • Utilidades. Este tipo de aplicaciones van enfocadas a permitir al usuario a introducir contenido para obtener cierto resultado. Por ejemplo, una calculadora, un contador de calorías, etc.

El tipo de aplicación que quieres desarrollar puede cambiar en base a cuanto contenido tienes y qué tanto control deseas tener sobre el proceso.

Proceso de desarrollo

El proceso de desarrollo de Estudio WAM puede dividirse en las siguientes 7 etapas:

  1. Captación de la idea: Antes que nada, se hace una junta (presencial o virtual) para entender el problema que se desea resolver. En esta etapa recibes asesoría para encontrar la mejor solución a tu problema a través de una aplicación móvil. Asimismo, se toma nota de las funcionalidades que se desea que tenga la aplicación.
  2. Propuesta y Cotización: Una vez entendido el problema, desarrollamos una propuesta y cotización en base a 3 cosas: 1) el beneficio que estimamos que tendrá la aplicación en tu organización, 2) la complejidad de la aplicación, y 3) el tamaño de tu empresa. ¿Por qué es importante el tamaño de tu empresa en el proceso de cotización? Porque tratamos de ayudar a la micro y pequeña empresa con mejores precios para que puedan ofrecer un diferenciador competitivo a sus clientes sin sentir un golpe tan fuerte en su bolsillo al hacer la inversión.
  3. Diseño gráfico y de bases de datos: Una vez autorizada la propuesta, se procede a diseñar la interfaz de la aplicación y del flujo/funcionalidad que tendrás la aplicación.
  4. Desarrollo: Posteriormente, al haber sentado la base de diseño y funcionalidad, comienza el proceso de codificación.
  5. Al terminar el desarrollo y tener una aplicación funcional, se procede a hacer pruebas de la funcionalidad de la aplicación. En esta etapa, se corrigen los errores que se vayan detectando.
  6. Liberación. Al tener el producto terminado y probado, la siguiente etapa es la liberación. Se publica en su respectiva tienda (App Store y Google Play) o directamente en el sitio web (en caso de ser aplicación web).
  7. Mantenimiento y actualizaciones. De forma opcional, una sexta etapa puede ser la de continuar con el mantenimiento de la aplicación y estar actualizando regularmente su funcionalidad y/o contenido.

Costos recurrentes

Si una aplicación necesita de servicios de almacenamiento de datos externos (como por ejemplo, servidores web), son costos que también se deben contemplar.

De igual manera, si una aplicación requiere de servicios de mantenimiento y actualizaciones, son otros costos que no se pueden ignorar. Se cotizan en base a la carga de trabajo.

Rango de costos

Para que puedas tener una idea más gráfica, podemos decir que los rangos aproximados de los costos de las aplicaciones son de la siguiente manera:

Aplicaciones básicas con pocas funciones: $30,000 – $60,000 MXN.

Aplicaciones que implementan una cantidad razonable de funciones: $80,000 – $200,000 MXN.

Aplicaciones muy avanzadas y complejas: +$200,000 MXN.